viernes, 1 de mayo de 2015

Tal vez seamos frutas enteras

Nacimos creyendo que solo podíamos ser completamente felices, si encontrábamos al “amor de nuestra vida”. Crecimos leyendo historias donde dos personas, solo podían llenar su vacio, estando unidos, un vacio que era necesario llenar a toda costa, de lo contrario, vivirían infelices.

“¡Tenes que encontrar a tu alma gemela!”, “¿Ya descubriste a tu media naranja?”, y otras frases que nos cansamos de escuchar, leer, pero que parecen ser necesarias ser pronunciadas o de lo contrario, sos una persona amargada y sin felicidad. No las culpo a esas personas, su educación les inculcó el amor de esa forma, el amor como el salvavidas que te mantiene a flote aún en los peores naufragios que vivimos, amar sinónimo de salvación. Pero el amor no te salva de los naufragios, te mantiene a flote, pero no podemos vivir en medio del mar flotando al ritmo de las olas, ¿nunca pensaron que pasaría si ese amor que nos está “salvando” se pincha o solo se va a salvar a otro náufrago? De ser así, nos ahogaríamos, al menos que sepan nadar obviamente, pero no llegarían muy lejos en medio del océano.

No estoy en contra del amor, creo que existe, pero me parece injusto reducirlo a solamente a un “amor de la vida”; hay muchísimas personas que podemos llegar a amar, muchas cosas también pueden ser valiosas para alguien y amarlas, hasta los recuerdos pueden ser considerados objetos de amor, hasta podes amar tomar café por las mañanas. Por eso es necesario entender que si alguien no nos quiere o ama de la manera en que nosotros lo hacemos o deseamos, no tenemos por que estar mal, cada uno es libre de amar a quien quiera, lo que quiera, lo que sienta, nadie nació para tener que llenarnos ese vacío, no te enojes con esa persona porque “no te da bola”, es necesario entender que es solo otro humano más en la tierra, tratando de buscar su propio camino, y muchas veces, vos no vas a estar en el suyo, o capaz si, genial, pero no siempre, y por eso hay que entender que no podemos depender de nada ni de nadie para encontrar nuestro propio camino. Acordate que hasta el salvavidas que te está manteniendo a flote, puede desgastarse, porque nadie está destinado a llenarnos del vacío, porque capaz no exista un vacio y sean solo inventos que fueron creándose con el paso del tiempo.

Si estas en pareja con alguien, y estas bien, me alegro, me parece bien y bueno poder encontrar a una persona con la cual compartir las cosas y ayudarse cuando lo necesiten, pero no dejes de ser vos y tener tu vida, acordate que no tenes un vacio que llenar y no sos una media naranja, capaz seamos todos limones enteros, o manzanas, capaz cada uno es una fruta por sí misma, o capaz no seamos nada, solo humanos. Y si no estás en pareja, y pasas todos los días buscando y buscando pero no encontrás, dejame ayudarte un poquito y decirte que así no es como funciona, solo viví sin buscar nada, hasta capaz encuentres muchas cosas así.

No sé si alguien en algún momento leerá esto, capaz nunca sea leído, o capaz si, solo espero que si lo leen, les ayude un poco en algo, que se sientan bien con ustedes mismos, y que nunca cambien por nada ni nadie, las personas que realmente los quieren y aman, lo hacen por como son, y las que los odien o les caigan mal, también lo hacen por lo que son, entonces es simple, hay que ser siempre uno mismo, y nunca van a estar vacíos. Vivan sus vidas haciendo lo que aman, amen a las personas que lo merecen, a las cosas que son importantes para ustedes, amen siempre esos recuerdos que les sacan sonrisas, sí, aunque estén en medio del océano, solos, si se aman, siempre estarán completos.